"Quieren a Milagro muerta"

 

WhatsApp_Image_2017-10-14_at_13.02.47.jpeg

 

Este mediodía en el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), el presidente del organismo, Horacio Verbitsky, junto a la responsable del equipo de Relaciones Internacionales, Gabriela Kletzer y Elizabeth Gómez Alcorta, integrante del equipo de abogados de Milagro Sala, brindaron una conferencia de prensa en la que denunciaron el violento operativo que dispuso el juez Pablo Pullen Llermanos que ordenó el traslado de la diputada del Parlasur al penal y que dispuso que la aislaran dentro de la cárcel. Denunciaron que la dirigente social y su marido fueron golpeados por policías encapuchados que participaron del operativo y responsabilizaron en forma directa al presidente de la Nación, Mauricio Macri; al gobernador de Jujuy, Gerardo Morales y al juez Pablo Pullen Llermanos por la vida de Sala que, según consta en los expedientes médicos que citó el propio magistrado a la hora de disponer el traslado, se encuentra con un severo cuadro depresivo, ideación suicida y se recomendaba que estuviera las 24 horas acompañada por su familia. “Quieren ver a Milagro muerta”, aseguró Gómez Alcorta.

 

 “A Milagro la secuestraron y la trasladaron al Penal de Alto Comedero”, dijo la abogada de la dirigente social. “Fue secuestrada porque se dictó una resolución arbitraria, ilegal, perversa, por fuera de todos los imites de la legalidad. Sin ninguna justificación legal, incumpliendo una cautelar de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos” que había advertido sobre el riesgo de vida que corría la diputada del Parlasur en caso de permanecer en el Penal de Mujeres al que hoy fue trasladada. 

 Gómez Alcorta también explicó que la resolución del juez Pablo Pullen Llermanos, al que calificó de “analfabeto jurídico”, es auto contradictoria en tanto cita informes elaborados por el Departamento Médico del Poder Judicial en los que detallan la situación de gravedad de la dirigente social y advierte respecto al peligro de un traslado a otro lugar de detención. En dichos informes señalan que la dirigente “presenta un cuadro psicopatológico compatible con trastorno depresivo mayor”; que “se han constatado oscilaciones en cuanto a la emergencia de ideación suicida” y sugieren que “se arbitren los medios a los fines de que la Sra. Sala permanezca acompañada por familiares las 24 horas”. “Y no solo la trasladan sino que además disponen que se genere un lugar dentro de la cárcel en el cual Milagro pueda permanecer con un mínimo de contacto con el resto de la población carcelaria, es decir, en aislamiento”. En ese marco, la letrada señaló que “la finalidad de esta resolución es agravar la situación de riesgo de vida de Milagro. Lo que busca Pullen Llermanos y su ideólogo Gerardo Morales es que Milagro esté muerta. Estamos muy preocupados y hacemos responsable de la vida de ella a Macri, a Morales y al juez”.

 En la Conferencia también denunciaron que se violó el legítimo derecho a la defensa en tanto Pullen Llermanos dispuso diferir la notificación a los abogados defensores hasta tanto el traslado no se concretara. “A Luis Paz y a Paula Álvarez Carreras no los dejaron tomar contacto con Milagro”, agregó. “Recién después de dos horas y de hacer los reclamos pudieron ingresar y constatar las agresiones sufridas por Milagro que tiene contusiones y moretones en el cuerpo. Se pidió que quedara constancia en el informe médico. Por otra parte, recién pudimos tomar conocimiento de los fundamentos de la resolución no porque haya sido notificada a la defensa sino porque los policías la tiraron en el piso en la casa de El Carmen y la rescató Raúl Noro, el marido de Milagro Sala”, relató Gómez Alcorta.

Pullen Llermanos justificó la medida dispuesta argumentando que la dirigente social se negó a trasladarse al hospital a realizarse estudios médicos. Sin embargo, la abogada dio cuenta de la irregularidad del proceso citado por el magistrado. El viernes, a las 7 de la mañana, decenas de efectivos se presentaron al domicilio, sin haberla notificado previamente a la dirigente ni a sus abogados, cuando el juzgado, además, tenía conocimiento que se estaban realizando trámites para que la diputada del Parlasur se internara en una clínica privada, tal como lo autoriza la Ley de Ejecución Penal. En ese contexto, Horacio Verbitsky señaló que “si efectivamente la preocupación del juez hubiera sido la salud de Milagro, tal como sostiene, podría haber dispuesto un destacamento medico en lugar de uno de la Gendarmería que tiene un costo inmenso para humillarla. Y si tuvo la capacidad de usar la fuerza pública para trasladarla al penal, también podría haberla utilizado para llevarla al hospital, si esa hubiera sido su intención”, reclamó.

El Presidente del Cels también señaló que “la resolución de Pullen Llermanos es de una gran perversidad porque invoca la medida cautelar para incumplirla. Responde al odio que el contador Morales y este juez vienen demostrando hacia Milagro”.

Por último, Gabriela Kletzer, indicó que el presidente de la CIDH, Francisco Eguiguren, confirmó que hay una reunión de trabajo prevista para el 25 de octubre. “Esperamos que Milagro para ese momento esté libre. O como mínimo de vuelta en el lugar donde estaba hasta hoy. Este incumplimiento involucra al juez y sobre todo a las autoridades federales”, aseguró.

 

Conferencia_Cels1.jpg

 

COMPARTÍ